Si estás definiendo tu proyecto seguramente ya has pensado en el diseño de tu marca visual: en cómo será tu logotipo, los colores, el tipo de letra… pero tal vez lo hayas hecho fijándote solo en la estética y sin tener en cuenta la naturaleza de tu marca, lo que quieres transmitir y el ecosistema en el que vivirá.

Los colores nos cautivan a primera vista, de hecho dicen que el 60% de la decisión de compra se basa en los colores de una marca pero para que jueguen a tu favor es importante elegirlos de forma consciente y estratégica.

Si estás pensando en el diseño o rediseño de tu marca pero todavía no has hecho un análisis de lo que quieres transmitir es el momento de dejar de pensar en colores e ir al corazón. Te invito a que te pongas el traje de exploradora y vayas en busca de:

  1. La naturaleza salvaje de tu marca
  2. Qué emociones quieres evocar
  3. El ecosistema de tu marca

1. La Naturaleza salvaje de tu marca

 Lo salvaje tiene mucho que ver con tu marca, es la semilla que llevas dentro y en ella está todo el potencial para que tu marca crezca fuerte, sana y coherente con lo que eres. Y es que no hay nada que nos haga sentirnos más seguras que estar a gusto en nuestra piel.

Cuando trabajo el diseño de una marca, algunas clientas me cuentan que han visto tal o cual marca y que les gustaría que la suya fuese parecida (estéticamente). Pero el buen diseño no funciona así, va de dentro hacia fuera y nunca al revés. No pienses en árboles, piensa en semillas porque tal vez tu marca sea un cerezo y te estés fijando en un roble. Si eres única (no lo dudes: lo eres), ¿por qué no transmitirlo?

Sé que somos humanas y que a veces es difícil no fijarnos o compararnos con otras marcas así que te propongo que cuando te pase no te quedes en la superficie y lo aproveches a tu favor. Rasca la capa de pintura e intenta olvidar lo que ya sabes de esa marca para evitar la autosugestión:

¿Qué valores te transmite?

¿Qué emociones evoca?

Si os parecéis en la esencia tal vez podáis tener algunos colores en común aunque nunca seréis 100% iguales, te recomiendo que crees una familia de colores original para diferenciarte y expresar que como tú solo hay una.

EJERCICIO: Pasa a la acción y escribe qué valores están en el adn de tu marca, puedes extenderte escribiendo pero es importante que finalmente los sintetices en 3 valores principales. La claridad es muy importante a la hora de elegir la familia de colores para tu marca.

(Ejemplo de valores a transmitir: compromiso, creatividad y sensibilidad.)

2. Qué emociones quieres evocar

El color es una herramienta muy potente para evocar emociones, haz que pedalee a favor de tu mensaje definiendo de antemano qué emociones quieres transmitir.

Por ejemplo, aunque te guste el naranja te y hayas visto una marca de ese color que te llama la atención si lo que quieres transmitir es equilibrio y relajación utilizar este color no será útil para hacer llegar ese mensaje ya que el naranja nos conecta con conceptos como vitalidad, energía, extravagancia, intensidad…

EJERCICIO: Escribe que emociones quieres transmitir y sintetízalas en un máximo de 3 emociones.

*Ejemplo de emociones a transmitir: Alegría, equilibrio y confianza.

3. Conoce el ecosistema de tu marca

Otro de los puntos a explorar antes de elegir la familia de colores para tu marca es el contexto dónde habitará:

Cultura

Ten en cuenta el simbolismo específico de los colores en la cultura donde se estará presente tu marca. El rojo, es el color del luto en Sudáfrica por lo que si queremos transmitir energía y vitalidad no será muy adecuado utilizar ese color.

Contexto

Analiza el espacio en el que estará presente tu marca: en un pueblecito sin apenas publicidad, en una gran ciudad, en el lineal de un supermercado, en redes sociales y web… Si va a estar junto a otras marcas (por ejemplo en un supermercado) es importante que el color nos ayude a diferenciar rápidamente nuestra marca.

Competencia

Es muy importante que tengas en cuenta los colores que utiliza tu competencia directa. Imagina que surge un partido político nuevo y que un color determinado expresa a las mil maravillas sus valores, si el partido-competencia utiliza el mismo color no sería una buena estrategia por lo que habría que buscar otra solución creativa.

EJERCICIO: Especifica en que cultura y contextos estará presente tu marca. Localiza tu competencia directa y escribe que colores utilizan.

Una vez que tengas claros estos 3 aspectos de tu marca es momento de traducirlo a una familia de colores que exprese tu singularidad, conecte con tu público y esté alineado con la estrategia de tu marca. Conocer la psicología del color te ayudará a conocer cómo los percibimos y el efecto que tienen en la conducta de las personas.

En el próximo artículo te hablaré sobre el significado de los colores pero si quieres empezar ya mismo a trabajar tu marca visual de forma profesional y alineada con tus valores puedes solicitar una sesión de valoración gratuita. Estaré encantada de conocer tu proyecto y darte mi opinión profesional. 

lucia calvo

Kaixo, soy Lucía! Diseñadora gráfica para proyectos con valores. Ayudo a personas, marcas y proyectos que pedalean hacia una sociedad más tierna, feminista, solidaria y sostenible a comunicar todo su valor través de un diseño gráfico e ilustración tejido a medida.

Pin It on Pinterest